Feliz Día del Wedding Planner

Ayer fue el día Internacional del Wedding Planner, justo luego de los 10 días más desafiantes que nos ha tocado vivir en la industria. Desde 2010 no escuchábamos que un virus detenía al mundo. El COVID19 llegó dándonos un portazo en la cara a los anfitriones de los eventos más significativos de la sociedad latina: las bodas.

Algunos nos tomamos unas horas de escepticismo buscando medir los riesgos, era difícil creerlo, pero de pronto, todos los abrazos fueron suspendidos.

Sin embrago, así como cuando llueve contra todos los pronósticos y nadie nota que el toldo se montó 3 horas antes de la fiesta, tomamos los teléfonos y abrimos puertas que no sabíamos que estaban ahí, negociamos términos que pensamos innegociables, construimos sinergias con los que creíamos nuestros rivales y otra vez, fuimos los héroes que no se ven.

En los tramos planos de este rollercoster del que no nos bajamos aún, alcanzamos a ver dos cosas: por un lado, el valor de la experiencia y el compromiso genuino, y por el otro, la ya vigente instalación del mindset de la transformación digital en nuestro gremio: tenemos cada vez más vías de comunicación eficientes y seguras, más información disponible y respaldada, más procesos digitalizados, más feedback y más DATA que nos permite hacer frente a lo que pueda oponerse al feliz “SI ACEPTO”.

Por eso nos duelen estos sábados en pijama, nos urge la adrenalina de los últimos minutos antes de recibir a los novios y la comunidad que los cobija, porque nosotros también apostamos por ese proyecto de amor para siempre.

Estaremos listos cuando vuelva el tiempo de abrazarnos y cantar a todo pulmón, de bailar sin parar y reír hasta el cansancio, y celebraremos en cada boda postergada el Día del Wedding Planner, porque lo haremos más juntos y más fuertes que nunca.

Gracias por estar aquí, bienvenido a la comunidad WEDDER.

 

Daniela M.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *